Cabárceno para peques y no tan peques

Un sitio con encanto!

Para quien no lo conoce debería ir corriendo porque es un sitio que merece la pena.

Está en Cantabria… lo que significa que poco hay que decir del entorno maravilloso que hay por allí.

Para quien no lo conoce os cuento brevemente: para mí es un híbrido entre zoo y safari. Es decir, te metes en el coche y te vas desplazando de un lado a otro para ver los animales. Algunos los puedes tocar (jirafas, zebras, etc.) otros, tienes que verlos de lejos en un entorno bastante parecido y adaptado a cada animalito.

Mis favoritos: los osos, las jirafas, los guepardos y los gorilas

Merece la pena conocer también la granja. A los pequeños les molan mucho.

Creo que para pasar un día es suficiente. Es verdad que yendo con niños no se puede ver todos los animales, pero creo que es mas que suficiente. Además los niños se cansan (y nosotros también).

Es la segunda vez que vamos. La primera hace dos años nos hospedamos en una hotel justo en frente al Parque. Esta vez optamos por una Posada a 30 minutos de allí. Ambos recomendadísimos.

Para comer, nos salimos del parque a un Restaurante con parque de bolas. Buena calidad precio y muy buena atención, principalmente con los niños. También puedes llevarte tu comida y comer por allí o en los restaurantes del parque. Nosotros prefirimos salir porque ya conocíamos el restaurante con parque de bolas y nos parecía buena opción.

Os dejo una fotito de los ositos. 

¿Jugamos?

Muchas veces no nos damos cuenta de que los mejores juguetes no son los que compramos para este fin

Hoy mis Kekos han decidido merendar bajo su cabaña de paraguas. Han estado un buen rato hablando y contándoles cositas uno al otro y merendando.

Que simple son los niños. Y que complicados nos parecen. O que complicados les hacemos sin querer.